Espectacular avance en la obtención de electricidad a partir de aguas residuales.

La constante investigación de ingenieros en la búsqueda de nuevas energías han alcanzado un gran avance en la eficiencia de las células de combustible microbianas capaces de producir energía eléctrica directamente de las aguas residuales. Este paso energético, abre las puertas a las plantas de tratamiento de aguas residuales hacia el futuro, no sólo por conseguir autoabastecerse de electricidad con sus propias aguas residuales, sino que podrán producir un excedente de energía lo suficientemente grande como para ser transferido a la red de suministro eléctrico. Esta energía puede llegar a producir de 10 a 50 veces más energía electricidad por volumen que la mayoría de los otros métodos de investigación en los que se utilizan llas células de combustible microbianas, e incluso en algunos casos pueden generar 100 veces más electricidad.

Este método de obtención de energía puede provocar un cambio drástico en el futuro de las Estaciones de Tratamiento de Aguas Residuales en todo el mundo, reemplazando el proceso utilizado asta el momento con una antigüedad de casi un siglo, sin olvidar que con nuevo método también se conseguiría una limpieza eficaz de las aguas residuales.
En definitiva, se conseguiría un ahorro energético y económico muy grande en el tratamiento y mejora del agua, logrando un uso mucho más sostenible de la energía.
El impacto medioambiental positivo que sufrirían las naciones industrializadas, que en la actualidad emplean aproximadamente el 3% de la energía total consumida en el tratamiento de las aguas residuales, proviniendo esta energía en su la mayor parte de combustibles fósiles contribuyendo al calentamiento global del planeta.

20120924-235437.jpg